Sector exclusivo

lunes, 13 de junio de 2016

+



Roberto Russo Fernandez

vicepresidente 
Sociedad Argentina de Liturgia



Nacido en Montevideo (1950), 
sacerdote de la Arquidiócesis de Montevideo (1984). 
Doctor en Sagrada Liturgia, por el Pontificio Instituto Litúrgico San Anselmo de Roma (1992) con la tesis: “El «propio» de la Misa Crismal en el Misal Romano de Pablo VI. Estudio histórico- litúrgico-teológico”. 
Coordinador de la Comisión arquidiocesana de Liturgia; miembro de la Comisión Nacional de Liturgia de la Conferencia Episcopal del Uruguay. 
Vicepresidente de la Sociedad Argentina de Liturgia. 
Profesor ordinario de Liturgia en la Facultad de Teología del Uruguay: “Mons. Mariano Soler”. Profesor en el ITEPAL (Bogotá, Colombia). 
Integrante del grupo de expertos del Área Liturgia del CELAM. 

Tiene varias publicaciones en libros y revistas e intervenciones en congresos. Fue Coordinador del Manual de Liturgia del CELAM: “La celebración del Misterio pascual de Cristo” y participó en la elaboración del Libro de las Celebraciones de la Quinta Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe realizada en Aparecida. Miembro del consejo de redacción de la revista Phase.

El Señor lo llamó a compartir su pascua definitiva el lunes 13 de junio, memoria de san Antonio.



sábado, 14 de mayo de 2016


15-05-16

SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉS


"El domingo de Pentecostés concluye este sagrado período de cincuenta días con la conmemoración de la donación del Espíritu Santo derramados sobre los apóstoles, el comienzo de la Iglesia y el inicio de su misión a todos los pueblos, razas y naciones 
Se recomienda la celebración prolongada de la Misa de la Vigilia de Pentecostés, que no tiene un carácter bautismal como la Vigilia de Pascua, sino más bien de oración intensa según el ejemplo de los apóstoles y discípulos, que perseveraban unánimemente en la plegaria juntos con María, la Madre de Jesús, esperando el don del Espíritu Santo" 

(Circ. Fiestas Pascuales n. 107)

PREGÓN

¡Alégrense los Cielos, la Tierra y cuanto en ellos habita! 
¡Alégrense todos los hombres y mujeres de todo lugar! 
¡Alegrémonos todos los que estamos aquí reunidos! 
Alégrense ya que nos hemos reunido en asamblea santa para celebrar grandes misterios.

• Hoy celebramos el día en que los pueblos primitivos, al llegar al final de la siega de la cebada, se apresuraban a recolectar el trigo, dando gracias de la cosecha, y ofrecían, agradecidos a Dios, las primeras espigas.

• Hoy celebramos también que el Pueblo de Israel, nuestro hermano mayor, recibió la Ley Santa dada por Dios a Moisés, y que este pueblo nos la legó a nosotros.

¡Don inefable de la sabiduría divina que ayuda al hombre a vivir de un modo ordenado!
¡Maravillosa iluminación de la vida social que hace del amor familiar prenda de vida feliz!
¡Ley que enseña el compromiso y la fidelidad en la relación hombre-mujer!
¡Ley que exige respeto a la vida del otro y a cuanto le pertenece!
¡Ley que recuerda la adoración que el hombre ha de rendir a su Dios y el amor con que vale la pena amarlo!

• Éste es el día en que los apóstoles de Cristo, reunidos con santa María y las demás mujeres que acompañaron al Señor, recibieron el Espíritu que transformó sus vidas, los hizo salir de su escondrijo y empezaron a transmitir la Buena Noticia que ha llegado hasta nosotros y que nuestra presencia aquí evidencia.

¡De poco nos habría servido haber nacido, si no hubiésemos recibido la fuerza del Espíritu!

• Éste es el día en que la desafortunada confusión de lenguas en Babel se hizo riqueza, diversidad fecunda, y permitió la llegada de la gozosa noticia cristiana a cada uno de los hombres y mujeres de todo el mundo en su propio idioma.

¡Cuán pobre habría sido el lenguaje humano si le hubieran faltado las palabras reveladas por Dios!

• Éste es el día en que los cobardes se vuelven valientes y el corazón del hombre fiel es encendido por el fuego del Santo Espíritu.
• Éste es el día en que la pequeña comunidad de discípulos se convirtió en Iglesia y ha sido durante siglos, imagen visible de Cristo.

¡Oh, cuán pobre habría sido nuestra fe si la hubiésemos tenido que vivir en la miseria raquítica de nuestras conciencias. La diminuta chispa de nuestra vivencia se habría extinguido en la tiniebla de la historia universal!

En la gozosa celebración de este día te damos gracias, Señor, por habernos hecho Iglesia, y al contemplar el amplio horizonte de su realidad admiramos:
la acertada agudeza de los profetas que nunca le ha faltado, por más que no siempre hayan sido escuchados, 
la valentía de los apóstoles misioneros que han llevado el Evangelio hasta los últimos confines de la tierra, la osadía de los mártires que con su muerte dan vida y vida más plena a toda la comunidad humana, 
la fidelidad de tantos hombres y tantas mujeres que a lo largo del tiempo han trabajado al servicio de los demás,
la constancia de los padres y madres de familia que han dado vida y educación a sus hijos y han querido hacerles conocer la fe y el amor de Jesucristo, 
a los jóvenes arriesgados en incansable actividad, 
los voluntarios por el reino, 
los pequeños inocentes y fervorosos, 
los ancianos que permanecen en las buenas costumbres y en la oración.

• En honor de este día llamado Pentecostés, semana de semanas, domingo de domingos, recibe, Padre santo, la ofrenda de nuestra presencia adoradora.
• En honor de este día llamado Pascua granada, recibe, Jesús Hijo unigénito del Padre, la ofrenda de nuestra oración rebosante de agradecimiento.
• En honor de este día llamado segunda Pascua, Espíritu Santo, que procedes del Padre y el Hijo y que hoy has pasado, al hacerte sensible como fuego y viento impetuoso, de la Eternidad a la historia, envíanos tus siete dones.

Haz del agua del bautismo, útero del que mane para muchos la vida de la Gracia. 
Que la alegre llama del fuego pascual encienda nuestro corazón y sea antorcha que ilumine nuestras rutas por la vida. 
Que el óleo santo y el óleo bendecido sean medicina que cure nuestros pecados, bálsamo que nos haga ágiles en las tareas del reino, perfume que sacie al que esté a nuestro lado. 
Que la imposición de las manos nos traiga el vigor, la luz, la riqueza interior, frutos del Espíritu Santo y de los que estamos tan faltos.
Oh Dios, tres veces santo, por los méritos de nuestro Señor Jesucristo, hermano y gran redentor nuestro, te dirigimos estas peticiones, en la esperanza de que un día lleguemos a gozar de tu presencia y compañía por toda la eternidad. 

(Fuente: Dossiers CPL 100)




domingo, 1 de mayo de 2016



José Bevilacqua sss

Su pascua 1 / de mayo 2016



Nacido en Buenos Aires, Palermo. Sacerdote de la Congregación del Santísimo Sacramento.  Desde los primeros años juveniles de seminario se inició en la práctica del canto en la Liturgia. Estudió organo con el padre Francisco Madina crl en la parroquia de nra. sra. del Valle.  Obtuvo la Licenciatura en la Facultad de Ciencias y Artes Musicales de la Pontificia Universidad Católica Argentina (especialidad Música Sagrada), en el año 1966.  En Roma asistió a clases de Canto Gregoriano y Polifonía, en el Pontificio Instituto de Música Sacra. Actuó durante más de veinte años como Organista y Director de Coro en la Basílica del Santísimo Sacramento de Buenos Aires. Allí, además de servir a la Liturgia, ofreció frecuentes “Conciertos Espirituales” con repertorio de Canto Gregoriano, Polifonía, y otros, comentados para profundizar el mensaje del año litúrgico a través de composiciones de diversas épocas y estilos. Colaboró con el Padre Osvaldo Catena  en la fundación del “Grupo Pueblo de Dios”, dedicado a la composición y difusión de cantos para la Liturgia, y a brindar Cursos relativos a la misma temática.
Junto con el mismo Padre Catena publicó en 1982 el Cancionero “Cantemos Hermanos con Amor”, con acompañamientos de Órgano y tonos para la Guitarra. Ha compuesto muchas obras para el canto de la Asamblea en la Liturgia, y también, Obras corales a 4 voces, a capella o con acompañamiento de Órgano. Entre éstas merece especial mención un “Te Deum”, cantado repetidamente en la Catedral de Buenos Aires por el Coro Nacional de Ciegos, en los actos oficiales de las fiestas patrias. En ocasión de la visita de S.S. Juan Pablo II en 1987 dirigió el servicio musical durante la Misa para sacerdotes, religiosos y agentes pastorales concelebrada en el estadio de Vélez Sarsfield. En 1996 fue invitado por el Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Santiago de Chile a fin de compartir experiencias, y brindar asesoramiento para crearse allí un Departamento de Música Litúrgica. En el Secretariado Nacional de Liturgia del Episcopado Argentino actuó como Perito Musical. Colaboró con Ariel Ramírez en la Misa por la Paz y la Justicia. En la Facultad de Artes y Ciencias Musicales de la Universidad Católica Argentina promovió la creación del Archivo de Música Litúrgica y devocional. (Resolución del Decano Mtro. Guillermo Scarabino 01/9/03). 

Con más de 65 años de ministerio sacerdotal, el Señor lo incorporó hoy al coro celestial para poder cantar lo que él mismo señaló en su misa Jubilar:

    “Magnificat, anima mea Dominun,

    Exultat spiritus meus in Deo
    Repexit humilitatem Fecit mihi”


miércoles, 6 de abril de 2016





Fr. Héctor Osvaldo Muñoz OP
Su pascua, 4 de abril de 2016

Nació en Cruz del Eje, Córdoba, Argentina, el 17 de Febrero de 1935. Cursó sus estudios Secundarios en Buenos Aires y, en la misma Ciudad, los universitarios, en la Facultad de Ciencias Económicas, entre 1952 y 1957. En 1958 ingresa a la Orden de Predicadores (Padres Dominicos) y hace su Noviciado y tres años de Filosofía en Santiago de Chile (1958-1961). En el Studium de los Dominicos, cursa cuatro años de Teología en Buenos Aires. Entre 1965 y 1967 realiza estudios en el Instituto Superior de Liturgia (París, Francia), egresando con el título de "Perito en Sagrada Liturgia”


El P. Muñoz fue uno de los fundadores de nuestra Sociedad Argentina de Liturgia y presidente de ella durante un período.

jueves, 5 de noviembre de 2015

domingo, 18 de octubre de 2015




P R O G R A M A
9:15 acreditación
9:45 oración inicial
10:00  apertura
11:00 pausa - café
11:15 continuación
12:00 diálogo con el expositor
12:30 oración conclusiva

SEDE 
AUDITORIUM 
Suipacha 75  entre Bartolomé Mitre y Rivadavia
Ciudad Autónoma de Buenos Aires

ARANCEL
Entrada general $ 100
Socios de la  SAL $ 60
seminaristas  sin cargo


Para llegar: estamos a 3 cuadras del Obelisco y a 4 de plaza de Mayo
SUBTES  A : Piedras - B: Carlos Pellegrini -  C : av. de Mayo -  D: 9 de Julio - E : Bolivar
COLECTIVOS: 2 - 5 - 7 - 8 - 10 - 17 - 24 - 29 -  39 - 45 - 50 - 59 - 67 - 100 - 111 - 124 -    

miércoles, 10 de junio de 2015

Foto del Encuentro

XXIX  ENCUENTRO DE ESTUDIOS





al fondo: P. Gustavo Brianesse - Pedro Bañares - Hugo Gutierrez - P. Flabio Quiroga - P. Nelson Benitez - P. José de Souza - Carlos Fernández - p. Francisco Iglesias
al centro: Ma. Sara Canale - P. Roberto Pini - P. Leandro Herrero- P. Ricardo Dotro - P. Roberto Russo - Celina Leguizamón - Livia Navarro - Isabel Pafumi - Rosario Moreno - Graciela González - Gloria Lewi - Marilú Berbery - Karina errecart - Rodolfo Berbery - Pablo Krenz - P. Luis López - P. Javier Romero
abajo: Magdalena Ezcurra - Andrés Paredes sem. uruguayo - Ana de Vedia - Dorita Solernó - Darío sem. P. Iguazú - p. Carlos Pérez - César Mambrín 
no aparecen: Mons. Miguel a. D'Annibale - p. germán E, Vallejos - P. Germán Carmona - Emiliano Abib